El fashion renting de las joyas se llama VERONE

Hace años que el modelo de negocio de la moda está en la cuerda floja y son muchos los expertos que advierten que el mundo necesita dar un giro de 360 grados, pensar a largo plazo y mirar hacia un futuro más sostenible. La industria que conocemos, basada en el "fast fashion", nos permite comprar artículos a precios muy bajos y desecharlos la temporada siguiente generando residuos que el planeta no puede asumir.

Entre las tendencias que pretenden dar una solución a este problema, una de las que destaca es el fashion renting, que no es más que el alquiler de productos para aprovechar su vida útil, reducir al máximo el proceso de producción y evitar generar excedentes. Aunque esta práctica pueda parecer innovadora, existen muchos ejemplos cercanos al fashion renting a lo largo de la historia, como aquellas familias que han aprovechado al máximo la ropa como método de ahorro. Probablemente tú misma ya has practicado el fashion sharing heredando ropa de tus hermanos o primos.

Actualmente, el fashion renting se está extrapolando a sectores como la joyería y el lujo, y van más allá de ser una simple idea de ahorro. Si habéis visto la famosa serie americana Sexo en Nueva York su personaje Carrie, la teletrabajadora y amante de la moda, alquilaba bolsos de grandes firmas como Louis Vuitton y los renovaba cuando lo deseaba, sin necesidad de poseerlos. Lo que quizá no sabía Carrie es que, además de disfrutar de la experiencia y de tener un bolso distinto cuando lo deseaba, estaba ayudando al planeta y creando una tendencia que, tal y como advierte el estudio elaborado por McKinsey&Company, será el punto de inflexión que rompa con la posesión de productos y apueste por modelos de alquiler por suscripción.

Seguramente, si Carrie hubiera conocido VERONE, la primera plataforma de alquiler de joyas mediante suscripción, también hubiera sido una de sus fieles suscriptoras. Los planes de suscripción de VERONE permiten alargar la vida útil de las joyas y compatibilizar la sostenibilidad con la moda, el lujo y las tendencias. Este modelo supera algunos obstáculos con los que la joyería convencional ha tenido que lidiar las últimas décadas como la producción en exceso de joyas o la extracción masiva de piedras preciosas.

Gracias al Jeweling, la posibilidad de disfrutar de las joyas cuando las necesitas sin tener que poseerlas, podrás acceder a piezas de lujo, renovarlas cada mes y no tener remordimientos sobre el impacto que causas al comprarlas.